«Flipped», recomendación para San Valentín

by Alexiel

Cada vez que comenzamos a ver un film, estamos cargados de emoción o prejuicios. Por lo general, en mi caso lo hago con emoción, lo que hace que mis decepciones sean grandes en muchas oportunidades. Pero no fue lo que me pasó con Flipped.

Basada en el libro homónimo de Wendelin Van Draanen y dirigida por Rob Reiner («Misery», «When Harry met Sally», «The bucket list»), el plot de la película ambientada en los ’60 es simple: Julie Tanner se enamora de Bryce Loski a primera vista. Ellos eran muy pequeños aún, pero eso no le impidió convencerse a sí misma de que, algún día, el lindo y rubicundo Bryce se fijaría en ella. Claro que él ve todo desde una perspectiva diferente, y considera a Julie poco más que una acosadora. Con los años intenta deshacerse de ella, pero sus intentos son en vano.

Un día, Julie trepa a un hermoso ejemplar de sicomoro desde el que podía observar hasta el horizonte, y se ve más apegada a él con cada escalada. Pero desean derrivarlo para construir en ese lugar, y ella decide quedarse en el árbol para que no puedan cortarlo. Cuando suplica apoyo a Bryce y él la ignora, algo cambia adetro de ella, y comienza a dejar de idealizarlo para verlo como realmente es, un simple muchachito con poca determinación y a menudo dominado por las ideas de su amargado padre.

Las relaciones familiares de los protagonistas se van descubriendo poco a poco. A lo largo de los 90 minutos de película podemos ir desentrañando los porqué de las actitudes de cada uno como así también cómo cambian cuando se permiten ver más allá de lo que antes hacían.

Es una historia sencilla, pero dinámica y bien contada, pues la narración se alterna entre los dos personajes principales para que podamos saber cómo ve las cosas cada uno. Particularmente me sentí atraída hacia Julie, pues la forma en que contempla el mundo es más cercano al de un poeta que al de una niña de 12 años.

El cast está conformado por Madeline Carroll (Julie), Callan McAuliffe (Bryce) y Aidan QuinnPenelope Ann MillerAnthony Edwards y Rebecca De Mornay como los padres de Julie y Bryce respectivamente. Un personaje que me pareció especialemente interesante fue el abuelo del muchacho, interpretado por John Mahoney, a quien Julie le recuerda a su difunta esposa y le cobra especial cariño. 

Un punto que no puedo dejar de elogiar es la fotografía. A menudo me sorprendía simplemente admirando los colores y los ángulos de cada toma, es un espectáculo visual muy bello.

Además, algo que disfruto profundamente en una película es poder sentirme verdaderamente dentro de la historia. Flipped lo logró, y en un punto hizo que mi garganta se estrujara levemente de emoción (quiero advertir que no soy de lo más susceptible, pero realmente me conmovió). Comencé a verla con cierto prejuicio pero, afortunadamente, resultó ser mucho más de lo que me esperaba. Como reflexiona Julie a lo largo de la película, «el todo es mayor que la suma de sus partes», y tanto el guión como la imagen, las actuaciones, las historias y la banda sonora  acaban formando una película realmente disfrutable, tanto como para grandes como para más chicos. ¡Espero que les guste!