‘Doctor Who’ tiene nueva compañera para el 50°aniversario

Nuevas noticias para los fanáticos de Doctor Who. Esta mañana se reveló que Matt Smith, quien encarna el décimo primero doctor,  ya cuenta con una nueva acompañante para el próximo año. Luego de enterarnos que Karen Gillian, quien da vida a Amy Pond, tenía intenciones de abandonar el show, el guionista y productor ejecutivo, Steven Moffat afirmó que efectivamente este será la última temporada de la pelirroja. 

Ahora, la actriz británica Jenna-Louise Coleman, será la encargada de dar vida a la nueva acompañante del Doctor. En un comunicado Moffat afirmó: “No muy seguido el Doctor se encuentra a alguien que hable tan rápido como él, pero está a punto de hacerlo. Quién es ella, cómo la conoce el Doctor, e inclusive, dónde la encuentra, es parte de uno de los mayores misterios que el Señor del Tiempo se va a encontrar“. 

En cuanto a la nueva incorporación, Coleman hizo su debut en la pantalla grande en la película Capitán América: el primer vengador, y podremos verla en Titanic, la nueva miniserie de ITV del creador de Downton Abbey, Julian Fellowes.  

Junto con el especial de navidad que vimos en diciembre del año pasado, será el último de seis episodios que se van a emitir este año, seguido de ocho episodios más que se emitirán en el 2013. La última aparición de Karen Gillian va a ser en el quinto episodio de la séptima temporada, en un encuentro con los míticos Weeping Angles. También significará la última aparición de Arthur Darvill como Rory “No todos salen vivos“, dijo Moffat. 

Con este panorama me atrevo a decir que no será un final muy feliz, en especial con la presencia de los Weeping Angels. Aunque ya me espero un final muy emotivo, y algo triste, espero que no sea dramático al punto que nos encontremos con la muerte de alguno de estos acompañantes. En el 2013 se celebran 50 años de Doctor Who, por lo que también podemos esperar algo espectacular. Es tan sólo cuestión de tiempo, y de darle una oportunidad a la nueva integrante de la TARDIS.

Serie recomendada: Donwton Abbey

by Miss Who

Para los amantes de piezas históricas, recomendamos Downton Abbey. Lejos de ser una típica adaptación de una obra clásica, nos encontramos ante un guión creado y escrito por el ganador del Oscar Julian Fellowes. Producida por la cadena británica ITV, Downton Abbey es un must para los amantes de historias de época adornadas con un toque drama, romance y muchos personajes.

La serie nos adentra en la vida de una familia aristocrática en Inglaterra a comienzos del siglo XX, antes del inicio de la Primera Guerra Mundial. Ambientada en el condado de Yorkshire, Downton Abbey es el hogar de la familia Crawley.

La historia comienza en 1912 con el trágico suceso del hundimiento del Titanic conmocionando a gran parte de la sociedad inglesa y,  sobre todo, provocando gran tumulto en el seno de la familia, pues el único heredero y prometido de la hija mayor iba a bordo del barco. La impactante noticia provoca gran conflicto entre los Crawley, ya que el matrimonio, compuesto por Robert Crawley (Hugh Boneville) y la condesa Cora Crawley (Elizabeth McGovern), tienen tres hijas mujeres, Mary (Michelle Dockery), Edith (Laura Carmichael) y Sybill (Jessica Brown-Findlay), quienes no pueden heredar la propiedad ni la fortuna, a causa de las leyes que rigen la época. Por si fuera poco, sumada a la preocupación de buscar un marido apropiado para Mary,  hará su aparición un primo lejano del conde, Matthew Crawley (Dan Stevens), un joven abogado de clase media proveniente de Manchester, que hasta el momento resulta ser el único heredero de toda la fortuna de Downton.

No sólo veremos cómo la familia lidia con sus propios problemas, sino que también veremos a todos y cada una de las historias de los sirvientes desarrollándose ambas historias de forma paralela.

Los personajes

Los personajes son lo más importante de la serie. Por el lado de la familia, tenemos a la Duquesa, Viuda de Grantham, interpretada por la fantástica Maggie Smith, que brinda una actuación magnífica. Su personaje nos recuerda un poco al de la villana, pero desde su educación y refinamiento siempre se las ingenia para dejar mal parado a cualquiera que se cruce en su camino, especialmente a Isoble Crawley (Penelope Wilton), madre del recién llegado Matthew. También tenemos a Cora, interpretada por Elizabeth McGovern, que pasa de ser una mujer muy  comprensiva y dulce a enojarse con tal facilidad que pasa totalmente inadvertida. Y para completar el 

cuadro de las damas de alta alcurnia, tenemos a las hijas. Lady Mary es la primogénita del matrimonio Crawley, posee un temperamento muy fuerte, y la mayoría de las veces se muestra fría y distante, pero en el fondo realmente no sabe lo que quiere. Por su parte, Lady Edith, como toda hermana del medio, nadie le presta demasiada atención, y siempre termina siendo opacada por sus hermanas; y por último, Lady Sybill, aunque es la más joven de la familia, ella sabe lo que quiere y no duda en imponer su voluntad para conseguirlo.

Por el lado del servicio, tenemos al mayordomo Carson (Jim Carter), quien se encarga de que todo y todos cumplan sus tareas al pie de la letra. Su postura y seriedad lo hacen un poco intimidante, pero en el fondo es buen hombre que no duda en dar buenos consejos, y por supuesto, siempre se mantiene fiel a la familia. Quien acompaña a Carson al mando de todo el servicio, se encuentra el ama de llaves, Mrs. Hughes (Phyllis Logan), cuyo temple es bastante fuerte, aunque en algunas ocasiones suele ser bastante flexible y comprensiva. Por supuesto hay personajes para todos los gustos, los que siempre agradan, como puede ser el caso de la cocinera Mrs. Patmore (Lesley Nicol), Anna, la jefa de las mucamas (Joanne Froggatt); pero también hay algunos personajes bastante detestables, que se empeñan en hacer mal al resto como es el caso de Mrs. O´Brien (Siobhan Finneran), la doncella personal de Lady Grantham, o Thomas (Rob James-Collier), el primer criado.

En fin, lo que realmente vale la pena destacar es que la serie no sólo retrata la vida de la aristocracia de la época, de manera impecable, sino que además retrata con mucho detalle la vida del personal de servicio, con sus pretensiones, ambiciones y aspiraciones personales. Entre ambos mundos irán construyendo una trama bastante interesante y, lo más importante, que nos mantendrá expectantes a lo largo de todos los episodios.

Como ya mencioné brevemente, la primera temporada abarca el período previo al comienzo de la Primera Guerra mundial, lo cual da pie al inicio de la segunda temporada, cuando ya están en pleno conflicto bélico. Así, el show no sólo se verá influenciado por el cambiante contexto socio-histórico, sino también se verán atravesados por los adelantos tecnológicos de la época.

La filmación se lleva a cabo en el Castillo Highclere, ubicado en el condado de Hampshire. Allí se filman varias escenas exteriores y el interior del castillo se usa para ambientar los interiores de la mansión. Para recrear las áreas donde se mueven los sirvientes se han utilizado los Estudios Ealing. Al igual que todos los escenarios nos trasladan a comienzos del siglo XX, las vestimentas de la época también son impecables.

La serie está estructurada en dos temporadas. La primera con 7 episodios, la segunda con 8, y un especial de navidad de 2 horas, que será transmitido el 25 de diciembre. Antes de la finalización de la segunda temporada y debido a la gran repercusión que tuvo, ITV anunció que Donwton Abbey contará con una tercera temporada que tendrá su debut en el mes de septiembre del próximo año. 

La recepción crítica de la serie fue extremadamente positiva. La primera temporada fue reconocida con varias nominaciones a diversos premios, inclusive se hizo acreedora del premio Emmy a mejor miniserie, entre otras categorías. Recientemente recibió 4 nominaciones a los Globos de Oro.

Bueno, ya saben, para quienes les gustan estas recreaciones de épocas con muchos personajes, una buena historia y una ambientación impecable, no dejen de ver Downton Abbey

Lost in Austen

By Khaleesi

Lost in Austen es una miniserie de cuatro capítulos producida por la ITV y emitida por la televisión británica en el 2008, que pudo verse en la Argentina recién en el año 2009 a través del canal Film & Arts. Si bien ha pasado mucho tiempo desde su estreno, creo que es una serie que deben ver todo los fans de las novelas de Jane Austen. La serie es una adaptación de la novela más conocida de dicha autora, “Orgullo y prejuicio”, pero con una historia a modo de parodia.

¿Qué harías si pudieras vivir en el mundo de Elizabeth Bennet? Sobre ese interrogante parte la historia que tiene como protagonista a Amanda Price (Jemima Rooper), una joven inglesa insatisfecha con su monótona vida y cansada de soportar a su primitivo novio, que tiene como  único placer sentarse a leer la historia de Elizabeth y Mr.Darcy una y otra vez. Sin embargo, su vida cambia drásticamente el día que se encuentra con la mismísima Elizabeth Bennet (Gemma Arterton) en su propio baño, quien le propone hacer un cambio de vida durante unos días. Lo único que tiene que hacer es atravesar una puerta oculta en su baño (si piensan que esto es bizarro, la historia recién comienza).

Una vez atrapada en pleno siglo XIX, Amanda debe hacerse pasar por una amiga de Elizabeth recién llegada de otro pueblo. Lo que nunca esperará es alterar la historia  al hacer que todos los hombres se enamoren de ella, incluido Mr.Bingley (Tom Mison) y su hermana Caroline (Christina Cole), que resulta ser lesbiana. A esto deben sumarse sus esfuerzos por ayudar a la enferma Jane a curarse dándole una pastilla de paracetamol y, lo peor de todo, tratar de ocultar su amor hacia el sofisticado, perfecto y extremadamente orgulloso Mr.Darcy (Elliot Cowan). En medio de todos los conflictos, Amanda tiene que buscar la manera de traer de vuelta a Elizabeth, que disfruta de una cómoda vida en el siglo XXI.

No es difícil adivinar el final de la historia a pesar de todos problemas en la vida de la pobre Amanda Price. Definitivamente, una serie para recomendar y divertirse un buen rato.