Samuel y Damian, ganadores de The Glee Project!

El pasado domingo 21 de agosto los seguidores de The Glee Project pudimos ver la final de la primera temporada, y los resultados finales sorprendieron a todos. No hubo un ganador como se había anunciado que sucedería, sino dos: Samuel Larsen y Damian McGinty.

El ruedo final comenzó, como es usual, con el homework assigment. La tarea de esta última semana giraba alrededor de “Don’t stop believin’”, casi icónica en Glee a estas alturas. El reto consistía en probar que los concursantes tenían lo necesario para formar parte del staff de Glee, o sea, probar su “Glee-ality” frente a Ryan Murphy, el mentor invitado de la semana.

Mayor no pudo ser la sorpresa de los finalistas cuando vieron aparecer al resto de sus compañeros eliminados, quienes los ayudarían tanto para cantar Don’t stop believin’ como para la filmación del video final.

El más feliz de todos fue sin duda Damian, quien junto a Hannah y Cameron anunciaron estar felices de que el “Three-some” estuviera junto otra vez (debo decir que quedé dividida entre la ternura que causan los tres y el asco por la melosidad con que se profesan amistad). En cambio, Alex mencionó que temía que alguno de los eliminados tratara de sabotearlo durante la filmación del video y Samuel se sentía observado, como si los demás intentaran ver qué tenía él q ellos no que lo llevó a la final… Lindsay siempre mostró creerse mejor que el resto, así que cualquier cosa que salga de su boca respecto a sus compañeros no es muy creíble (phonie! Cof cof).

El video de la semana fue de la canción Raise your glass, de Pink.

A diferencia de las semanas anteriores, para la gala frente a Ryan, cada finalista pudo elegir que canción deseaba interpretar. Lindsay fue la primera en salir al escenario con “Gimme Gimme” de Thoroughly Modern Millie y fue ovacionada tanto por sus compañeros como por el jurado. El siguiente fue Damian, con  Beyond the Sea, de Charles Trenet, y arrancó aplausos a lo grande (incluso el coreógrafo Zach Woodlee lanzó una risa de felicidad que dio miedo de lo creepy). En tercer lugar actuó Samuel con una canción que me sorprendió demasiado: “Jolene”, de Dolly Parton. Hay que ser muy valiente o muy suicida para interpretar un cover de una canción de Dolly, sobre todo si ésta habla de cómo una mujer le ruega a otra que no le quite el novio… Pero, a pesar de que no comprendo cómo, Samuel la transformó en algo sexy! Y, finalmente, salió al escenario Alex para cantar I Am Changing de Dreamgirls. Como en ocasiones anteriores, se vistió de mujer y cada segundo se parece más a un clon de Mercedes (en versión arrogante, desagradable y con pretensiones de divo, claro).

Cha chan cha chan, cuando el momento de anunciar el ganador llega, todos quedamos con la boca abierta porque el muchacho q había sido tan duramente criticado por Ryan las dos últimas semanas,  Samuel Larsen, es quien se lleva el premio mayor! Pero la sorpresa no termina ahí porque, medio minutos más tarde, Ryan anuncia que Damian McGinty ganó también! El muchachito irlandés hace gala de un verdadero festejo (su emoción era casi palpable a través de la pantalla). Ambos ganaron un rol en 7 episodios de la próxima temporada de Glee. Pero todo no termina ahí, sino que Lindsay Pearce y Alex Newell también obtuvieron algo, pues cada uno participará en 2 episodios de la próxima temporada del show (los que habíamos esperado no ver la cara de “Kurtcedes” nunca más quedamos destrozados).

Los nuevos personajes para Glee ya están seleccionados y sólo nos queda esperar que comience el proceso de rodaje con las recientes incorporaciones. Esperemos que los guionistas nos sorprendan escribiendo papeles que los ganadores sepan lucir como buenos losers del Glee Club.

 

The Glee Project: “Raise your glass” como video final

Tras 8 semanas de eliminaciones y nervios, este domingo se emitirá en los EE.UU. el capítulo final de la primera temporada de The Glee ProjectPara los que no estén dentro de la Gleemanía, The Glee Project es un reality de Oxygen que tiene por finalidad encontrar nuevos rostros y voces para la serie musical televisiva.

De los 12 originales competidores, sólo 4 quedan: Damian McGinty, un irlandés de divertido acento que canta en la banda The Celtic Thunder; Samuel Larsen, un cantautor de largas rastas muy sexy; Lindsay Pearce, aspirante a mean girl de sorprendentes ojos azules y voz muy teatral y Alex Newell, un muchacho gay que busca reconocimiento con su afinado canto.

Como favorito se perfila Damian, pues lleva ganando ampliamente en las encuestas al resto de los participantes. A lo largo del show se pudo observar su evolución y ha demostrado ser capaz de adaptarse a nuevos retos y superarse tomando los consejos que se le daban. Pero claro, la elección no depende del público, sino de Ryan Murphy, productor ejecutivo del show. A lo largo del reality ha demostrado ser absolutamente imparcial al momento de decidir a quien quiere en el programa y a quien no, pues como guionista busca inspirarse para escribir sus personajes a partir de los propios contendientes. El problema, claro es, que tiene inclinación a elogiar hasta el hartazgo a los participantes que le caen simpáticos y a arrojar a los leones a aquellos con los que no tiene tanta afinidad (cof cof, ama a Alex por vestirse de Drag e ignoró olímpicamente su pobre desempeño durante las tareas grupales, prestando atención sólo a las performances individuales que debió dar casi cada semana por quedar entre los 3 peores repetidas ocasiones).

Lindsay es la única mujer que logró llegar hasta la final y debo decir que su increíble voz y rostro quedan eclipsados por lo total bitch despiadada que puede ser. Tuvo varios choques con el resto de los concursantes no sólo por ser bastante insoportable, sino también por algunas frases mal intencionadas que dirigió expresamente con el ánimo de herir  compañeros de elenco. Nikki Anders (es la directora vocal de Glee, el personaje de Heroes era Nikki Sanders) le ha dirigido varias críticas por no lograr adaptarse a los diferentes requirimientos a pesar de su buen rango vocal.

Samuel, por otro lado, me atrevería decir que es el menos favorecido por Ryan. Le ha hecho saber que no lo considera un under dog, requerimiento esencial para formar parte de The Glee Club. Sam es muy seguro de sí mismo y, como pensó que de él se esperaba ser un duro rockero, no mostró nunca su vulnerabilidad, que es justo lo que Ryan busca. Sin embargo, su perfil de rockero Y cristiano pareció interesar útimamente al jurado y en la actualidad tiene más chances de ganarse un papel.

Por último y como ya dije,  Alex es un muchacho un tanto rellenito que se aprovecha de su sexualidad para hacerse el discriminado y comportarse como un divo total. Se lo ha comenzado a llamar “Kurtcedes”, pues se asemeja a un hibridación entre Kurt y Mercedes, personajes fijos del staff de Glee. Ryan se ha manifestado particularmente atraído por éste muchacho y hay muchas probabilidades de que tenga un papel en la serie.

En fin, este próximo domingo podremos saber al fin quién será el ganador de The Glee Project. El video grupal de cada semana esta vez será de “Raise your glass”, el himno de los under dogs y los nitty gritty dirty little freaks  de Pink. Como es el último, cuenta con la presencia de los 4 finalistas más los 8 eliminados a lo largo del show (entre ellos Cameron Mitchell, quien solía ser el favorito tanto del público como del jurado pero decidió abandonar el show debido a razones morales y cristianas propias).

A disfrutar el video hasta el domingo!