Review: ‘Tinker Tailor Soldier Spy’

Película: Tinker Tailor Soldier Spy (El Topo)

DirectorTomas Alfredson 

Guión: Bridget O’Connor, Peter Straughan 

Reparto: Gary Oldman, Colin Firth, Tom Hardy, Mark Strong, Benedict Cumberbatch, Toby Jones, John Hurt, Simon McBurney, David Dencik, Stephen Graham, Ciarán Hinds,Svetlana Khodchenkova, Kathy Burke, Roger Lloyd-Pack, Stuart Graham, Christian McKay, Arthur Nightingale, Konstantin Khabenskiy, Philip Martin Brown, Laura Carmichael

Tinker Tailor Soldier Spy, otra de las tantas películas de las que se está hablando en esta temporada de premiaciones, como una de las posibles candidatas a hacerse acreedora de algún que otro galardón. Pero, ¿realmente lo vale? Yo diría que a medias. Sin lugar a dudas es un filme bastante intenso y hasta algo complejo, pero en cierta forma nos deja un poco indecisos a la hora de decir si realmente nos gustó.

El director sueco Tomas Alfredson, quien en 2008 dirigió la cinta original de Déjame Entrar (Let the right one in), junta a uno de los repartos más impactantes visto en el último tiempo, y nos traslada a la Europa de los años 70, para resolver un misterio en el corazón del servicio secreto británico. Basada en la novela homónima del reconocido escritor John le Carré, la historia nos lleva a 1973, dentro del Servicio de Inteligencia Británico, aquí apodado “el circo”. Se inicia con quien está a la cabeza del circo, Control (Jonh Hurt) que manda al agente Jim Prideaux (Mark Strong) a Hungría para encontrarse con un general húngaro que desea vender una valiosa información. La operación no sale como esperaban, y en medio del caos internacional que se vive, Control y su mano derecha, George Smiley (Gary Oldman) se ven obligados retirarse. Control, ya enfermo, muere poco después.

Con lo acontecido, Percy Alleline (Toby Jones) se convierte en el nuevo jefe junto a Bill Haydon (Colin Firth) como su diputado, y Roy Bland (Ciarán Hinds) y Toby Esterhase (David Dencik) como sus aliados más cercanos. Todos ellos han establecido su status por haber proporcionado un material de alta de calidad de inteligencia Soviética en código, llamado Brujería “Witchcraft”, en el que Control y Smiley resultaban sospechosos. Alleline comparte ese material con los norteamericanos y así obtener a cambio importante inteligencia americana.

Frente a estos sucesos, George Smiley es reclutado nuevamente por Oliver Lacon (Simon McBurney), un civil con muchas conexiones, para investigar una denuncia hecha por el agente Ricki Tarr (Tom Hardy), que asegura que durante mucho tiempo ha habido un “topo” en un alto cargo del Servicio de Inteligencia. Smiley junto al joven espía Peter Guillam (Benedict Cumberbach), deberán descifrar quién de sus ex colegas es el topo que le está pasando información a los rusos.

Tinker Tailor Soldier Spy picComo se puede ver, la historia está plagada de numerosos personajes, todos ellos bastante complejos, a la vez que distintos uno del otro. De más está decir que las actuaciones son brillantes. Sin lugar a dudas, Gary Oldman se roba el papel interpretando a George Smiley que desde un principio se muestra reacio a emitir cualquier tipo de emoción hasta que en cierto punto se sincera y se muestra como un hombre solitario, que se siente traicionado y herido. Oldman le aporta al personaje una pasividad y una calma que por momentos resulta inquietante, al borde de volverse extremadamente violento, pero que termina desplegándose en una forma de violencia pacífica. De los actores secundarios, todos se lucen pero Colin Firth y Benedict Cuberbatch son los mejores.

Tal vez, lo más interesante de la película es que dista de ser un filme de espionaje al estilo James Bond, donde la inteligencia pasa a un segundo plano y las persecuciones y mísiles son lo más importante. Bueno, aquí no.

Alfredson nos pone en el centro del misterio  pero se toma demasiado tiempo en llegar y tratar de descubrir la verdad. Demasiada información, demasiados personajes, idas y vueltas en el tiempo que nos hace volvernos sobre ciertos aspectos de la trama que, por momentos, se vuelven confusos. El ritmo del filme comienza siendo bastante pasivo, hasta llegar al punto en que aburre y nos parece que en realidad no hay misterio que resolver. Sin embargo, la segunda hora de película va tomando un poco más de ritmo, y es entonces cuando el juego de espías comienza y la verdad va saliendo a la luz poco a poco.

La ambientación y la dirección de arte están muy bien, sobre todo a la hora de representar la Europa de los años ’70, en plena Guerra Fría. Una vez más Alberto Iglesias nos deja una adecuada banda de sonido que va acompañando al desarrollo de la trama. En fin, una película bastante particular, rara, de las que no estamos acostumbrados a ver, especialmente tratándose de una película de espionaje. Por momentos nos parece estar viendo un drama, pero de a poco se abre paso y va regresando a su género. Como ya lo he mencionado antes, la cinta cuenta un grupo de actores extremadamente talentosos que desempeñan sus roles a la perfección.

El filme ha gozado de una buena recepción crítica desde su estreno, e inclusive ha sido nominada a algunos premior durante la temporada de premiaciones. Pero, ¿será capaz de lograr un Oscar? A mi parecer, no. Probablemente Gary Oldman logre posicionarse en la terna a Mejor Actor, pero nada le asegura su triunfo. En fin, ya veremos qué sucederá con Tinker Tailor Soldier Spy, una película buena, un gran reparto y retratada de forma bastante particular por el director Tomas Alfredson. 

Reseña: Tinker Tailor Soldier Spy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s